Qué pasará el 2 de agosto de 2017

En español tenemos una mala traducción del nombre que se le da a este día: del sobregiro de la Tierra. La verdad, me parece un concepto difícil de entender y aterrizar. Porque para mí, al menos cuando escucho la palabra sobregiro, me hace pensar en el movimiento de rotación de la Tierra. Y no tiene nada que ver con eso.

Earth Overshoot Day, como se llama en inglés, se refiere a la fecha en que como humanidad llegamos al consumo de recursos para el año excediendo la capacidad natural de la tierra de regenerar los recursos para ese mismo año. Y todo parte desde el concepto de huella ecológica, que es como una cuenta de banco en donde se registran los ingresos o depósitos y los gastos o retiros. En la cuenta de la huella ecológica se van registrando los depósitos que la Tierra hace a la naturaleza y los retiros que los humanos vamos haciendo para satisfacer nuestras necesidades, como alimentación, refugio, vestido, etc.

Teniendo esto en mente, a mí me queda más clara la explicación de este día como el momento en que la Tierra ya no puede darte más dinero para que retires de la cuenta y empezamos, como humanidad, a vivir a crédito. El tema de cómo vamos a pagar este crédito (y ¿con qué) es en lo que quiero enfocarme hoy. Porque ya no hay más dinero que prestarnos, ya no hay más bancos que quieran comprar nuestra deuda y sigan financiándonos. O no por lo pronto.

Y entonces, quiero enfocarme en las PyMEs mexicanas, y en algunas preguntas que deberían estarse haciendo buscando llevar esta fecha más allá del 2 de agosto de este año:

  1. Transportación eficiente y de menor impacto.
  2. a) Colaboradores: ¿Desde dónde se trasladan para llegar a tu empresa? ¿Cuánto tiempo pasan en transportes contaminantes? ¿Es necesario que asistan todos los días o puedes establecer con ellos algún esquema de trabajo por objetivos que les permita trabajar desde casa? ¿Tu empresa les ha permitido organizarse de manera que se reduzcan costos, contaminantes emitidos y se incremente su calidad de vida al no pasar tanto tiempo en la transportación? Pero también está el otro lado de la moneda: ¿le has pedido a tus superiores la oportunidad de organizar traslados eficientes y menos contaminantes? ¿Has sido responsable cuando te han permitido trabajar desde casa el cumplir con tus objetivos en tiempo y forma? ¿Has pensado o buscado cambiar tu lugar de trabajo hacia un lugar más cercano a casa, o en donde te permitan participar de algún tipo de transporte comunitario?
Porque ya no hay más dinero que prestarnos, ya no hay más bancos que quieran comprar nuestra deuda y sigan financiándonos. O no por lo pronto.
b) Mercancías: ¿las rutas de entrega de tus productos están optimizadas? ¿Y las de entrega de materia prima a tu empresa? ¿Las de supervisión? ¿Y qué hay de los vehículos que utiliza tu empresa? ¿Tienen un alto rendimiento por el consumo de combustible que utilizan? ¿Existe alguna otra manera de alimentarlos energéticamente que sea más limpia y eficiente? ¿Están en realidad afinados? ¿Su tamaño es el adecuado para la cantidad y peso de las entregas?
c) Servicios: ¿es necesario que tu empresa entregue sus servicios de manera presencial o puede hacerse en línea? Si es posible hacerlo en línea, ¿buscas realmente que la experiencia sea formal y comprometida, con la intención de repetirlo? ¿Qué tantas reuniones es indispensable hacerlas de manera presencial? Sabiendo que la primera impresión es muy importante, ¿te aseguras de seguir proyecto la imagen de profesionalismo y seriedad a través de las siguientes reuniones en línea?

2. Insumos.
a) Producción de bienes: ¿buscas adquirir materia prima para desarrollar los productos y servicios de tu empresa de fuentes certificadas? Si a tu empresa le significa mayor gasto la adquisición de materia prima certificada, ¿has buscado alternativas no certificadas que te permitan conocer el impacto ambiental de los insumos para tus productos? ¿Has pensado en desarrollar algún sistema de reutilización de tus propios residuos como insumos de otras empresas estableciendo cadenas de colaboración?
b) Para la operación administrativa o empresas de servicios: ¿tu empresa cuenta con algún programa que garantice la utilización más eficiente de los recursos? ¿Utilizas productos certificados o que tengan menor impacto ambiental? ¿Estableces compromisos – recompensas entre tus colaboradores por el ahorro de materiales para la operación diaria de los distintos departamentos?

3. Energía limpia: ¿tu empresa tiene implemento algún programa de concientización en reducción de consumo energético? ¿Tus colaboradores están convencidos de su responsabilidad para reducir dicho consumo? ¿Tu empresa ha invertido en reducir su consumo energético a través de tecnología? ¿Los procesos de producción de bienes y servicios de tu empresa siguen la ruta más eficiente en cuanto a consumo energético? ¿Cuándo fue la última vez que ser revisaron estas rutas y se hicieron más eficientes? ¿Tu empresa ha realizado alguna vez un inventario de emisiones para conocer su huella de carbono? ¿De qué manera la ha reducido? ¿Y mitigado?
Y podría seguir y seguir, entre preguntas y ejemplos, específicos a cada empresa y a cada tipo de operación. Pero la intención no es darte aquí un catálogo exhaustivo de todos los puntos que debes considerar ante tu responsabilidad, sea como socio fundador, director, supervisor, colaborador, etc. de tu empresa. Sino ayudarte a abrir los ojos y caer en cuenta que tanto peca el que mata a la vaca como el que le jala la pata. Porque desde el lugar que ocupes en tu organización es tu responsabilidad darle voz a la manera en la que puede contribuir para que la humanidad viva a crédito cada vez más hacia finales de año.

Porque hace 10 años – ¡solo 10 años! – esta fecha cayó en el 26 de octubre. En 10 años, con nuestros patrones de consumo, con nuestros hábitos, hemos logrado incrementar el tiempo que vivimos a crédito en 85 días. ¡Este año viviremos a crédito casi 5 meses! Pero que no se te olvide: la Tierra no tiene más dinero que prestarnos para nuestra cuenta y, por lo pronto, no tenemos más bancos que compren nuestra deuda ni que puedan financiarnos.

About the Author

Ana Lucía Guasque

Asociada de Punto Verde donde se desempeña como consultora para el diseño de estrategias de sosteniblidad empresarial y co-diseña la estrategia de capacitación en línea, Ana Lucía tiene más de 12 años de experiencia en sostenibilidad empresarial, con énfasis en establecimiento de metas, seguimiento de medidores ambientales, así como fijación de metas de reducción de huella de carbono a nivel corporativo. Cuenta con amplia experiencia trabajando con colaboradores para el cambio de actitudes socio-ambientales mediante la capacitación. Ha desarrollado proyectos de inventario de emisiones para medir la huella de carbono de eventos, desde el diseño del programa para llevar a cabo la medición hasta el diseño de las iniciativas de reducción y mitigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.