De la mediocridad manufacturera a la trasformación del conocimiento.

A 100 días de que Trump llegó a la Casa Blanca, se ha sembrado la nueva era del terror. No solo por gobernar a 140 caracteres, presentar un hojaldre diario de mentiras y luego, al tratar de salir de ellas, provocar un sinsentido aún mayor. Su era del terror se basa en un incremento armamentista, en su porta aviones frente a la península de Corea y, domésticamente, con el seguimiento feroz en su lucha anti latina.

Comercialmente podemos decir que su terror es uno proteccionista, anacrónico y demagógico, que de ser practicado en la extensión planteada el mayor daño lo sufrirán los de casa, su propia gente. Sin embargo, ante estas posturas que moldean lentamente un orden global que aún no conocemos, las verdaderas preguntas son: ¿cómo México aprovecha la tormenta Trump para redefinirse como país? Y ¿cómo los mexicanos podemos impulsar ese cambio interno sin depender de nuestros gobiernos?

Desde donde yo la veo, el verdadero terror también lo llevamos puesto y se llama zona de confort. Estamos sumergidos en los espacios manufactureros; nos encanta y estamos muy acostumbrados como país a recibir apoyos de programas de desarrollo, y como empresas también. ¿Es este es el país que queremos?

Al menos no es el que yo quiero. El país de mis sueños alberga también los sueños de otros y es un espacio donde hay posibilidades y oportunidades netas de desarrollo. Es un país donde los talentos se quedan dentro y donde hay posibilidades reales de desarrollo. Hoy sé que lograrlo no está en manos de los gobiernos, está en el enfoque y compromiso que los ciudadanos pongamos en ello.

Muchos me dirán que no es nuestra responsabilidad directa, que eso lo tiene que hacer el gobierno. Con el gobierno saqueador que tenemos, sin importar el partido, coméntame abajo ¿de quién es la responsabilidad si no es tuya y mía?

Capacita a tu gente y trátala bien para que se quede trabajando contigo.Richard Branson
Este cambio en el país implica compromiso individual. Implica que cada quien, desde la trinchera que ocupemos – desde la personal, del emprendedurismo, intra-emprendedurismo, las PyMes o las grandes empresas, ya sea en la industria de la transformación o en la de servicios -, nos hagamos cargo, que nos hagamos responsables.

Sí, son las pequeñas acciones transformadoras que podamos llevar a cabo con nuestros grupos de interés las que marcan y hacen posible la diferencia. Primero con nuestros grupos de interés, nuestros empleados, al ofrecer mejores salarios, mejores prestaciones y plantear mayores posibilidades de entrenamiento, a todos los niveles. Promoviendo el bienestar en el espacio laboral y en el espacio familiar. De la misma manera con los demás grupos, mejorando las condiciones que permitan generar bienestar para muchos y no solo valor y riqueza para unos cuantos.

Uno de los principales factores de transformación en las sociedades es la educación. Elevar los niveles educativos y de capacitación de las personas es algo a mano de las empresas. Es oro molido cuando capacitan al personal no solo para su perfil de puesto, sino para generar empleados capaces que puedan apoyar desde dentro a la evolución de la empresa.

Como dice Richard Branson, Fundador del Grupo Virgin, que opera más de 400 empresas: “capacita a tu gente y trátala bien para que se quede trabajando contigo”. ¿Cuándo inicias tu programa de capacitación empresarial? Te invito a ver estas opciones.

About the Author

Ana Gabriela Robles

En Punto Verde es responsable del área de ventas, mercadotecnia y desarrollo. Como responsable del área, Ana Gabriela ayuda a sus clientes a identificar y definir sus necesidades, y en colaboración con el resto del equipo, diseña soluciones a estas necesidades. Se especializa en el desarrollo de estrategias para la sustentabilidad, contenidos didácticos multimedia y en la formación de redes de colaboración y movilización de instituciones. Si quieres saber mas de ella ve a esta liga https://puntoverde.com.mx/nosotros/equipo/ana-gabriela-robles/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.