La fuerza de la incidencia

¿Alguna vez te has preguntado: cómo puedes hacer para que tu vida sirva y genere condiciones para que éste sea un lugar mejor? ¿Cómo puedes hacer que tu empresa, en el cumplimiento con su objeto social, pueda hacer que éste sea un lugar mejor? Creo que en las últimas semanas hemos tenido una evidencia rotunda de la vulnerabilidad a la que como personas estamos sujetas. Mmm… me atrevería a decir como especie. Entre los huracanes en el Caribe, los terremotos en el círculo de fuego, los incendios en California, las lluvias torrenciales y las olas gigantes en Irlanda, por todo el mundo parece haber verdaderas zonas de desastre.

Estos desastres naturales impactan de manera muy fuerte nuestras sociedades dejando huellas en lo social, sí por las pérdidas humanas, pero también por el trauma colectivo que implica vivir y sobrevivir este tipo de embates naturales. En lo material y económico sobra la descripción, pero las pérdidas son millonarias y debieran contar como números rojos en libros.

Sin embargo, hay otro tipo de desastres naturales que ocurren de manera silenciosa y a los que desgraciadamente nos hemos acostumbrando. Estos son causados por la contaminación ambiental y se ven reflejados, no solo en el lento colapso de los ecosistemas, sus capacidades productivas, las especies y proveeduría de servicios ecológicos, si no directamente en la salud de la especie humana.

Es una situación terrible la que enfrentamos hoy día en donde la expectativa de salud para nuestros hijos resulta, por primera vez en la historia moderna de la humanidad, menor que la de nosotros o nuestros ancestros. Esto no significa que vayan a vivir menos años, significa que lo que vivan lo harán con la posibilidad incrementada de adquirir enfermedades provocadas, en gran medida, por factores de contaminación ambiental.

¿Quién se está haciendo responsable? Claramente las empresas que amasan fortunas vendiendo los productos no lo hacen. nadie
Te pregunto de manera directa: ¿cuántas personas conoces en tu familia directa o entre tus amigos cercanos que hayan padecido cáncer, diabetes, infertilidad? Seguro que muchos de ustedes levantarían la mano. Personalmente la levanto para las tres causas entre mi círculo más cercano. Esta no es una coincidencia, es una clara consecuencia ante la que estamos haciendo mucho menos de lo que realmente podríamos.

Tomemos un momento para visualizar lo que nuestro estilo de vida ha puesto a circular en el planeta. Entre los plásticos en tamaños bien micro como las partículas de los exfoliantes y de ahí para arriba, de la misma manera las partículas suspendidas en el ambiente producto de la combustión de autos y empresas y/o procesos de minería. Solo con esto ya tenemos suficiente para llenar cuartillas describiendo los daños a la salud que generan.

¿Quién se está haciendo responsable? Claramente las empresas que amasan fortunas vendiendo los productos no lo hacen. Los consumidores de esos mismos productos tampoco. Los pocos conscientes son aquellos que evitan consumir ciertos alimentos o productos por los efectos que estos generan de manera directa en su salud o la del planeta y, así, son llamados radicales. Sin embargo, su patrón de consumo per sé no afecta de manera dramática el patrón de consumo ni los ciclos de vida de productos o servicios en los que se actúa de manera automática. Su inercia no puede mover el ciclo vicioso en el que está inmersa la civilización.

Habilitarnos para tener la capacidad de incidencia y convertir nuestros ciclos viciosos en virtuosos implica primero ser conscientes de la problemática y capacitarnos para encontrar nuestro nicho y convertir nuestra vida y nuestra labor empresarial en un motor de cambio, en un factor que genere bienestar. Te invito a dar los primeros pasos.

COMPARTE ESTA INFORMACIÓN

Sobre la autora

Ana Gabriela Robles

En Punto Verde es responsable del área de ventas, mercadotecnia y desarrollo. Como responsable del área, Ana Gabriela ayuda a sus clientes a identificar y definir sus necesidades, y en colaboración con el resto del equipo, diseña soluciones a estas necesidades. Se especializa en el desarrollo de estrategias para la sustentabilidad, contenidos didácticos multimedia y en la formación de redes de colaboración y movilización de instituciones. Si quieres saber mas de ella ve a esta liga http://puntoverde.com.mx/nosotros/equipo/ana-gabriela-robles/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *