Regenerar el ecosistema empresarial

Hoy te quiero compartir algo un poco inusual para este espacio que generalmente uso para desahogar la opinión sobre la sostenibilidad en los negocios. Si me has seguido en las últimas semanas te habrás dado cuenta de que estoy perfilando energías personales y de la empresa para plantear qué, de las prácticas empresariales relacionadas con la sostenibilidad, están actualmente funcionando para cambiar la arena de los negocios.

Personalmente creo que muy pocas están surtiendo el efecto deseado, sobre todo cuando en países región cuatro como el nuestro, la carrera de la rata es lo que impera. NO te ofendas yo me encuentro ahí tambien. Tu yo, y todos los empresarios medianos y pequeños, estamos perdidos en el hacer y quehacer cotidiano que en ocasiones nos impide levantar la cabeza hacia el horizonte y observar lo que está emergiendo.

This is where you would put a quote from someone mentioned in the content.Citation

Corremos esta carrera tan afanosamente que perdemos perspectiva de lo que podríamos estar haciendo por la costumbre de hacer las cosas como las hemos venido haciendo por que así nos han funcionado. Durante la última semana me he dedicado a invitar a empresarios cercanos a emprender un proceso regenerativo que les permita tener espacios para levantar la cabeza en medio de la carrera, para poder acomodarse en el territorio de las posibilidades. Algunos me han escuchado y, tristemente, la respuesta que he tenido de la mayoría ha sido la del empresario ocupado, no tendría por que sorprenderme. La respuesta ha sido la de quien no tiene tiempo de voltear, aunque lo que pueda ver sea mucho mejor que lo que está haciendo.

Vaya modelo que perseguimos con tanto afán, en el que la prohibición del gerundio nos atrapa en un quehacer constreñido por el tiempo, con principio y con fin y sin posibilidad de continuidad.

Mientras eso pasa en mi ecosistema, seguiré presentando la posibilidad del disturbio que me permita entregar los servicios de Punto Verde para ir más allá de la sostenibilidad, de la responsabilidad social. La idea es parar solo un poco esa carrera y levantar el rostro para vislumbrar en el horizonte las posibilidades del potencial y acercarme, ayudar a acercarnos a ellas cada dia, con mas enfoque y energía.

Con esto compartirte lo inusual. Tenemos algunas copias de un libro que nos presenta una tecnología del pensamiento para salir de la carrera de la rata y enfocarnos en el potencial. El Negocio Regenerativo de Carol Sandford, pasta dura y listo para transformar el sistema empresarial mexicano.

Si quieres tu copia pulsa aquí… (a reseña y el libro en inglés)

COMAPRTE - REGENERA

About the Author

Ana Gabriela Robles

En Punto Verde es responsable del área de ventas, mercadotecnia y desarrollo. Como responsable del área, Ana Gabriela ayuda a sus clientes a identificar y definir sus necesidades, y en colaboración con el resto del equipo, diseña soluciones a estas necesidades. Se especializa en el desarrollo de estrategias para la sustentabilidad, contenidos didácticos multimedia y en la formación de redes de colaboración y movilización de instituciones. Si quieres saber mas de ella ve a esta liga http://puntoverde.com.mx/nosotros/equipo/ana-gabriela-robles/

Comments 2

  1. La consultoría en México es un beneficio que aun está en pañales porque los mismos empresarios no la dejan (o dejamos entrar). A los latinos, por nuestra personalidad, nos cuesta mucho enfocarnos en el “business is about money”, nos cueste ser fríos y objetivos, dejar atrás nuestro ego para aceptar que quizá no lo estamos haciendo del todo bien, que alguien de afuera, que no conoce nuestro negocio ni cómo estamos haciendo las cosas, venga a decirnos cómo mejorar.
    Si eso sucede en la consultoría 1 a 1, cuánto más en pláticas o seminarios globales en donde no se parte de un análisis concreto de nuestra empresa, sino que son enseñanzas globales.
    Este fenómeno lo entiendo bien pues he sido consultor e instructor capacitador por muchos años y, es tan pobre la respuesta, que he tenido que dedicarme también a otras cosas.
    En mi caso, generé un curso que es INDISPENSABLE para el 94% de los empresarios mexicanos (dado que el 94% de los empresarios mexicanos fracasan en sus sociedades), y aun así la respuesta que siempre escucho cuando declinan mi invitación al curso, es: “en mi caso las cosas son diferentes”. Es decir, “yo sí sé hacer las cosas”. Mi curso se llama: Cómo asociarse y trabajar con familiares y amigos sin poner en riesgo la relación ni la empresa.
    Referente a la invitación recibida, debo comentar que no me quedó muy claro de qué se trataba el webinar. Yo sugeriría que se invitara a los empresarios a través de un mini cuestionario en donde uno pueda darse cuenta, a través de las respuestas del cuestionario, si uno está necesitando la asesoría en re ingeniería en su empresa o no.

    1. Post
      Author

      Así las cosas Carlos ahora imagina que parte de ésta propuesta es tambien ir más allá de la consultoría, en donde la propuesta no es un curso ni un seminario si no un proceso de desarrollo de tecnologías del pensamiento.Queremo scambiar el ecosistema empresarial mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *